SAN LUIS R.C. INUNDADO DE “CHOCOLATES”

                        IMG_2284 (Copy)          IMG_2426 (Copy)

Por Pedro Macías Mariscal.

San Luis R.C. Son. En un verdadero problema para el gobierno y la comunidad en  general, sin duda se ha convertido, el gran número de  automóviles “chocolates” que circulan en la ciudad y el  valle, la denominación de  chocolates, no significan que sean una dulzura estos  vehículos sino que es una sátira de “chuecos” porque en  realidad estos vehículos están  “chuecos”  en  nuestro país es decir  su estancia  no es legal, pues no están debidamente importados, no cuentan con placas de circulación, algunos carecen  de documentos de su identidad y en muchos de los casos son vehículos robados.

Es muy propicio para que  los  delincuentes los utilicen para realizar sus actividades, precisamente delictivas, al no contar con placas o documentos es muy difícil para las autoridades poder identificar a los usuarios de los mismos y mucho más poder dar con ellos, es oportuno mencionar que muchas personas los utilizan también desde luego para sus actividades cotidianas en forma honrada.

Para la mayoría de los residentes  fronterizo, el poseer un carro  chueco, se convierte en la única opción por cuestiones económicas, pues no son sujetos de crédito para comprar un carro nuevo en una agencia, o bien los autos  usados que se venden en los negocios, están fuera del alcance económico de la gran mayoría.

A partir del sexenio pasado se incrementaron las medidas  para poder importar un auto extranjero, convirtiéndose en un verdadero problema, sobre todo por lo costoso ya que importar un vehículo que se compra en el extranjero puede incrementar su costo hasta en un 50 por ciento, además que  solo se pueden importar en la actualidad  vehículos del 2006  al  2011 y esto cumpliendo con un  sin número de requisitos que hacen engorroso el trámite.

De  un padrón vehicular en el Estado De Sonora de un aproximado de 850 mil unidades, se calcula  que en todo el estado los carros extranjeros  que circulan de forma irregular son alrededor de 300 mil, sin control y sin aportar ninguna  contribución económica a ninguno de los 3 niveles de gobierno, a pesar de las peticiones hechas  por diferentes organizaciones al gobierno federal, en el sentido de que se debe de facilitar las  importaciones, no ha habido ninguna  respuesta  favorable.

Así las cosas, mientras tanto las organizaciones  que han  surgido a raíz de este problema  y que otorgan placas de plástico, que dicho sea de paso no les dan ninguna garantía a los  dueños de los carros, siguen  expidiendo placas a diestra y siniestra, inflándose las bolsas de dinero de incautos que  buscar en forma errática una solución a su problema.


Leave a Reply